Hidratos con proteínas, ¿te refieres al arroz con pollo de toda la vida no?

Me refiero a la combinación de los dos macronutrientes en una misma comida. Puede ser arroz, pasta, pollo, pavo… Como ya sabéis actualmente estoy en fase de preparación y mi dieta ha variado bastante pero vosotros no tenéis la culpa 😛

Aunque una dieta saludable no es una dieta de competición, ni de definición ni de volumen, uno de los puntos clave puede ser aplicado a todas ellas y hoy quiero compartirlo con todos vosotr@s.

Como ya sabéis existen las famosas “dietas disociadas” donde puedo decirte que es otro de los “mitos dietéticos” que habréis oído hablar muchas veces, partiendo de la base de que la mayoría de los alimentos como la carne, legumbres, frutas, hortalizas y cereales son una mezcla de macronutrientes, es decir (hidratos, proteínas y grasas) así que no tiene mucho sentido entonces ¿no?

Para el que ande un poco perdido sobre los hidratos con proteínas y mis palabras te suenen a chino, te lo explico de manera más sencilla. La proteína detiene al carbohidrato, un carbo comido por si sólo se digiere muy rápido y aumenta tu cantidad de glucosa, es decir, azúcar en sangre y por tanto vas a generar mucha más insulina, la hormona encargada de transportar el azúcar desde la sangre hasta las células (musculares, hepáticas y de la grasa) y cuando esta hormona está muy elevada nuestro bonito cuerpo no le da la gana quemar grasa, sino todo lo contrario, la acumula.

En cambio, si comemos carbohidrato alto en fibra, que normalmente son de digestión rápida combinados con proteínas, podemos asegurarnos que se digieran de manera más lenta ya que al cuerpo le cuesta más digerirlo y esto hará que libere menos insulina y por tanto, no interrumpirá tanto nuestro proceso de quema de grasas.

Aprovecho para recomendarte carbohidratos que puedes incluir en tu dieta como:

  • Arroz y pasta integral
  • Avena
  • Quinoa
  • Patatas
  • Frutillas, moras y frutos rojos
  • Manzanas

En definitiva, lo más importante es que conozcas tu cuerpo poco a poco y notes que tolerancia tienes a los carbohidratos junto con tu actividad física y tus objetivos personales. Cada cuerpo es un mundo, un metabolismo distinto y una sensibilidad a los alimentos distinta. Y si lo necesitas, sería recomendable que te pusieras en contacto con un profesional 🙂

Espero que esta info os sirva y podáis entender un poco más los efectos de los alimentos en nuestro cuerpo.

¡Feliz y nuboso Día!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*