¡Las Gachas son buenas para tu salud!

Siempre he sido de buen comer, y no me permitía perderme un desayuno en la vida… Desde hace años, incluyo la avena en mi dieta. Pero es cierto que a todo el mundo no le sienta igual de bien. ¿Te imaginas por qué? 

INTOLERANCIAS Y ALERGIAS

En caso de que tengas problemas intestinales o digestivos, es preferible tomar los copos de avena en recetas donde se calienta previamente la leche o el agua, ya que al calentar la avena, se convierte MUCHO MÁS DIGESTIVA, se reducirían los inhibidores, ayuda a la fuerza de las enzimas y reduce la acidez del grano haciéndolo más alcalino.

Si tu caso es celiaquía o intolerancia al gluten, a pesar de que la avena NO contiene gluten, es un cereal que a veces se procesa en maquinarias donde se hace también trigo, por lo que puede causarte reacción alérgica.




Como #cereales alternativos te recomiendo: Quinoa, espelta o arroz sarraceno 😀

Si eres de los que lo comes y te duele el estómago, puede que sea la incapacidad que tienes para digerir las proteínas de la avena. Esto ocurre cuando tu intestino delgado no tiene la enzima apropiada para destruir las protes y absorberlas al cuerpo. Las proteínas no digeridas, causan irritación e inflamación.

BENEFICIOS

Te ayuda a regular el apetito por su gran cantidad de fibra

Es una fuente de energía muy buena para comenzar tu día

Te ayuda a reducir el colesterol

Contiene 7 aminoácidos esenciales, vitaminas A, B1, B2. E y minerales como hierro, zinc, magnesio, calcio, potasio.

Contiene además ácidos grasos omega 6 que te ayudan a reducir los niveles de grasa en sangre.

RECETA 

¿Te animas a probar las gachas? ¡Ahí va la receta!

 

 

Gachas de avena, proteína de chocolate, plátano y almendras

Ingredients

  • 60 gr copos de avena
  • 25 gr proteína vegana Natural Athlete
  • 200 ml bebida vegetal o agua
  • 1 plátano
  • 20 gr nueces o crema de cacahuete Natural Athlete
  • 1 endulzante al gusto

Instructions

  • Pon los copos, a proteína, la bebida vegetal o agua y el endulzante en un cazo y cocina a fuego lento hasta que todos los granos estén tiernos (5 minutos aproximadamente)
  • Agregua leche, agua o bebida vegetal adicional según sea necesario para mantener la papilla suelta y cremosa. 
  • Un vez tenemos el bol de desayuno con la base del porridge añadimos, ya cortado en trocitos: un plátano, almendras y una cucharada de crema de cacahuete. También puedes añadirle miel por encima, coco rallado y cualquier fruto seco que te guste.
  • ¡Qué aproveche!

 

¡Feliz Día!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.